vino tinto

10 beneficios del vino tinto que probablemente no conocías

El vino tinto es una de los las bebidas alcohólicas más antiguas y conocidas por la humanidad. Son muchas las personas que tienen la costumbre de consumirlo diariamente y otras lo hacen en ocasiones especiales. Lo que probablemente no saben es que el consumo de vino tiene un gran número de beneficios para el bienestar físico y emocional.

 

Beber esta bebida alcohólica con moderación puede reducir el riesgo de contraer enfermedades ya que aumenta tu inmunidad y a su vez, ayuda a perder peso. Por otra parte, conserva tu memoria y crea un estado de bienestar. Este artículo cambiará tu actitud frente al vino: tendrás la oportunidad de saber cómo el vino puede contribuir a que tu vida sea mejor.

Señalaremos los 10 beneficios del vino tinto que demuestran sus cualidades positivas:

 

  1. Reduce el riesgo de enfermedades cancerígenas: El vino tinto contiene resveratrol, un compuesto que se encuentra en la piel de las uvas rojas. Este permite bloquear y eliminar las células cancerígenas, cortando la vía que las alimenta y ayudando a prevenir diferentes tipos de cáncer, como el de mama. También previene que el estrógeno derive en problemas cancerígenos en las mujeres, el cáncer de próstata y el cáncer de pulmón, entre otros.
  2. Combate el aumento de peso: activa un gen que inhibe el desarrollo de nuevas células adiposas y permite estimular las ya existentes para eliminarlas gradualmente. Facilita la digestión, especialmente cuando acompaña un plato de carne y ayuda a procesar las proteínas.
  3. Beneficia al cerebro: contiene propiedades antioxidantes que ayudan a prevenir daños cerebrovasculares, resultado de la formación de coágulos, y a reducir la inflamación de los vasos sanguíneos gracias a que activa la circulación de la sangre. A su vez, previene enfermedades degenerativas y el deterioro cognitivo como el Alzheimer y la enfermedad de Huntington, así como también, la demencia. Otro beneficio importante, y no menor, es que ayuda a preservar la memoria.
  4. Reduce el colesterol: el alcohol también aumenta el HDL, llamado colesterol bueno, lo que ayuda a destapar las arterias. El vino tinto es rico en polifenoles, sustancia que ayuda a evitar la formación de coágulos sanguíneos y la reducción del colesterol considerado “malo”.
  5. Combate infecciones: con sus propiedades antioxidantes y astringentes ayuda a la depuración de los órganos evitando que bacterias dañinas se adhieran a ellos.
  6. Promueve la salud ocular: los consumidores se encuentran menos propensos a desarrollar cataratas que los no bebedores. A su vez, reduce el riesgo de la degeneración de la retina, que puede conducir a la ceguera.
  7. Incrementa la liberación de endorfinas: haciendo que nos relajemos ya que promueven la calma creando un estado de bienestar.
  8. Promueve la longevidad: el resveratrol también puede proporcionar beneficios contra el envejecimiento mediante la estimulación de la producción de una proteína que protege al organismo de enfermedades causadas por el envejecimiento.
  9. Ayuda a mantener una boca sana: el vino contiene polifenoles, un grupo de sustancias químicas que ayudan a que las bacterias dañinas no se adhieran a los dientes para evitar las caries, gingivitis y otras posibles infecciones.
  10. Limpia el paladar: contribuye a que se puedan apreciar mejor los sabores de las comidas que acompaña.

 

Para finalizar, mientras que la investigación y el debate continúan sobre si el alcohol es o no dañino para la salud, la clave es la moderación y consumirlo junto con las comidas. Beber demasiado puede dañar tu cuerpo, pero con moderación es posible disfrutar de los grandes beneficios que tiene el vino para tu salud.