Ayni-01

Ayni 2015: entendiendo el terroir de Paraje Altamira

A pesar de que la cosecha 2015 no fue una de las más favorables para Mendoza (debido a las intensas lluvias) el manejo orgánico y el cada vez mayor conocimiento de los perfiles del suelo de nuestra finca Ayni, sumados a la segmentación de las zonas de riego y una meticulosa determinación de la fecha de cosecha nos han regalado resultados extraordinarios.

Cada perfil del suelo, desde los más profundos hasta los reventones de piedras han expresado claramente sus diferentes características aromáticas y de textura. Esto, sumado a la cuidadosa crianza realizada en toneles de roble de 3000 y 5000 litros con tostados muy livianos, nos ha permitido conservar la elegancia de Paraje Altamira, consiguiendo expresiones realmente auténticas.

Por este motivo, para esta cosecha hemos decidido ofrecer a nuestros consumidores dos versiones de Ayni que permiten explorar sensitivamente el efecto de la profundidad del suelo y del sustrato calcáreo que recubre las piedras del lugar.

Para explicarlo es conveniente recordar el esquema de terroir tipico de Paraje Altamira, también presente en nuestra finca Ayni y que está representado en la siguiente figura:

 

Ayni 2015 entenidendo el terroir del paraje altamira - foro del texto

(para mayor explicación ver nuestro blog “Paraje Altamira, el origen de la elegancia”, en http://blog.chakanawines.com.ar/paraje-altamira- el-origen- de-la-
elegancia/).

Nuestro corte Ayni 2015, se compone mayormente de suelos identificados como Gran Terroir: una combinación equilibrada donde la vid explora tanto el sustrato franco arenoso con mayor retención de agua en la zona superficial como la zona de gravas calcáreas subyacentes, que se vuelven críticas alrededor del periodo de madurez. El resultado es un vino perfumado, floral y elegante, de gran textura de tiza y fluidez que lo hacen inmediatamente agradable y le aseguran una promesa de guarda muy satisfactoria.

En esta cosecha, además del corte Ayni 2015 proponemos una versión “de parcela” de nuestro vino Ayni: una edición superlimitada producida exclusivamente con los reventones de piedra de la finca, aquellos sectores que carecen completamente de suelo donde las vides crecen directamente entre las rocas (perfil supercalcáreo). A pesar de no perder la identidad característica de Paraje Altamira, Ayni “Gravas” tiene un carácter mucho mas intenso y concentrado que su par, tal vez un poco más rustico y orientado a la fruta negra más que a las notas florales. Se trata claramente de un vino de guarda que nos sorprenderá gratamente durante largo tiempo.