maipe reserva

Maipe Reserve: 92 puntos para el Malbec y el Cabernet Sauvignon

En su última reseña de vinos de Argentina, James Suckling, el reconocido crítico de vinos que hasta 2010 fue senior editor de Wine Spectator, otorgó 92 puntos a nuestros productos Maipe Reserva Malbec 2015 y Maipe Reserva Cabernet Sauvignon 2014. También otorgó 91 puntos a nuestro Ayni 2014.

James Suckling es un periodista californiano que durante 30 años (comenzó a colaborar con Wine Spectator en 1981) escribió sobre vinos y cigarros para las revistas del grupo Shanken Communications, Wine Spectator y Cigar Aficionado. Establecido en Toscana, Italia, dedicó la parte más sobresaliente de su carrera a la crítica de vinos europeos, especialmente de Bordeaux, Porto e Italia.

En 2010, James Suckling anunció su retiro de Wine Spectator para comenzar un nuevo proyecto que lleva su nombre: www.jamessuckling.com. En este nuevo emprendimiento el periodista escribe una reseña anual de los vinos de Argentina.

Más allá del orgullo que representa para nosotros que dos de nuestros vinos de Luján de Cuyo destinados al paladar norteamericano (Maipe Reserva) hayan sido considerados de calidad sobresaliente, esta ocasión nos hace reflexionar sobre como la preferencia y el estilo de cada crítico en particular pueden influenciar el puntaje de un vino. Maipe Reserva representa un estilo de vino de concentración, fruta madura y crianza en roble, con aromas marcados de la variedad pero con una presencia notable de notas de vainilla, cacao y tostado provenientes de la madera. Un estilo diametralmente opuesto al estilo de nuestro Chakana Nuna Estate Malbec 2015, proveniente de la misma finca y elaborado sin pasar por madera, ha sido distinguido con medalla de oro en la competencia Decanter World Wine Awards y sin embargo no ha sido preferido por el Sr. Suckling. Nuestro criterio de selección para ambas líneas está basado en la expresión frutal y la textura del vino, que en un caso puede mostrarse desnuda (Nuna Estate) y en el otro admite ser complementada por los taninos y los aromas de la madera.

Lo mismo puede decirse, de alguna manera, de Ayni 2014, nuestro vino más representativo de Paraje Altamira, que mereció los mejores elogios por parte de Tim Atkin y Patricio Tapia, quienes valoraron su carácter mineral y lo calificaron con 95 y 94 puntos respectivamente, mientras que el Sr. Suckling lo consideró menos atractivo que la línea Maipe.

Esta reflexión abre otro eje de complejidad a la hora de valorar y seleccionar un vino. El juicio crítico profesional es indudablemente parcial y sólo puede estar referido a un contexto que se circunscribe a la historia y el pequeño mundo de cada crítico.